Consejos para atraer la buena energía a tu vida

Los seres humanos y todo lo que nos rodea se encuentra hecho de energía, y esta suele ser tanto material como espiritual, pero además se encarga de nutrir cada instante de nuestras vidas. Cuando la circulación de esta energía no es la más adecuada, es entonces cuando se produce lo que se conoce como un desequilibrio que directamente influye en nosotros y en las ondas que son generadas a nuestro alrededor, como una mala nota dentro de una melodía musical.

A diario solemos transitar por espacios que se encuentran cargados de gran cantidad de energía, y es la razón por la que, cuando retornamos a nuestro hogar traemos con nosotros una gran carga de ésta que suele ser absorbida por las paredes de nuestro hogar. Si deseamos renovar las energías del mismo, entonces es de gran importancia seguir algunos de los siguientes consejos y con ello poder limpiar nuestros espacios que mantengan su buena vibra transformando el entorno en el mejor de los lugares, en donde puedas sentir el placer de estar ahí y notablemente se respirará otro aire, como cuando alguien tiene la capacidad de poder curar el mal de ojo y cambia nuestras vidas para mejor.

De acuerdo a las leyes de la Metafísica y de la Vibración, todo lo existente en el universo, que tenga energía material e inmaterial, vibra, al igual que vibra la música. Todo se encuentra compuesto de átomos, de moléculas de agua, incluso las células vibran, es por ello que nuestro cuerpo se convierte en pura energía emitiendo vibraciones sutiles. Estas vibraciones de manera constante se encuentran interactuando de persona a persona y con el ambiente. El vehículo por donde transita dicha energía y se intercambia son los chakras. Estos se tratan de puntos que vibran palpitando en determinada frecuencias, se asemejan a pequeños radios que se encargan de recibir y transmitir sutiles energías denominadas frecuencias de vibración.

Cuando se produce una interacción entre dos o más vibraciones, esta es conocida como resonancia, de donde se deduce que la resonancia es la facultad de una vibración (de cualquier tipo) y que esta puede afectar de manera positiva o negativa a otra vibración como cuando suenan dos melodías pero una de ellas está mal interpretada. De este modo, las vibraciones que emite una persona afectan directamente las vibraciones de otra. Por eso, se dice que las buenas y las malas vibras se pegan, ya que, lo que es igual se encarga de atraer lo igual.

Popularmente estas energías son conocidas como buenas vibras, y se encargan de atraer la buena salud, pero también de eliminar los miedos, mejorar la comunicación con las personas que nos rodean, entre otros; mientras que las malas vibras son un foco de atracción para las discordias, los conflictos, la desarmonía, los terribles odios y rencores. Pero por ello no debemos preocuparnos ya que existen diversas manera de modificar nuestra propia energía por medio de actividades como el yoga, la meditación, una buena nutrición y el ejercicio.